martes, 16 de junio de 2015

Entrevista a: Laura Cánovas Miralles.


Me llamo Laura Cánovas Miralles, vivo en Valencia pero soy de Murcia. Tengo 34 años y soy educadora infantil. Me apasiona la fotografía, la naturaleza y los animales, pasear por el campo, practicar senderismo, la pesca desde orilla y desde embarcación pero sobretodo me apasiona cazar. 




¿Cuándo te iniciaste en el mundo de la caza?
Me inicié hace unos diez años, de la mano de mi marido, Miguel Ángel, mi maestro y mi compañero. Con una paciencia infinita me mostró su pasión por éste maravilloso mundo.

 

¿Qué es para ti la caza?
Cazar es todo, es pasión, emoción, tesón y paciencia. Es disfrutar de preciosos amaneceres y atardeceres, es caminar por la espesura con la única compañía que mi propia respiración y el correr de mis perras, es esperar horas y horas solo para oír unos pasos en la distancia, es arreglar con ilusión la carne cazada y cocinarla con cariño para mi familia.
Cuando salgo a cazar, me siento agradecida, inmensamente feliz.

¿Qué caza practicas más? (Mayor, menor…etc)
Práctico recechos, caza menor pero mi modalidad favorita, sin duda, son las esperas al jabalí. Éste animal me tiene cautivada.
 
Las esperas nocturnas al Jabalí ¿Qué es para ti esta modalidad de caza?
Cuando la última brizna de luz desaparece en el horizonte, mi corazón comienza a luchar por mantener la calma. Sola, en medio de la inmensidad del campo, con el cielo lleno de pequeños diamantes que relucen y el viento meciendo mis esperanzas a su antojo, afino el oído, ilusionada, esperando con ansia poder oír sus pasos. Y aunque la mayoría de días no sucede nada, vuelvo una y otra vez con un sentimiento de gratitud en mi interior.


¿Alguna anécdota en alguna noche de espera al Jabalí?
Uff…podría contar muchísimas, cada noche es distinta. Sales de casa pensando qué vas a hacer si pasa esto, si pasa lo otro pero cualquier plan que se haga, es inútil. El jabalí es un animal astuto, precavido y estás en su terreno, con tus sentidos mermados por la falta de luz, etc…así que puede pasar cualquier cosa y más si lo que viene a visitarnos es un macareno con experiencia. Si no fue la primera vez que me puse sola, sería de las primeras veces. Durante una hora estuve escuchando sonidos a mi alrededor, que por culpa de mi falta de experiencia, no supe identificar. A los segundos unos pasos detrás de mí y un bufido tan tremendo que me quedé petrificada. No pude ni moverme. Pero lo mejor fue la primera vez que los escuché partir almendras en un campo, me impactó. Parecía que había alguien partiéndolas con un martillo. Me encantó.


Desde tu forma de vivir la caza y el campo ¿Cómo ves la caza en España?
Quiero verla con optimismo. Somos muchísimos cazadores, si nos mantenemos unidos podremos con todo. La unión hace la fuerza, eso es así.

¿Que son para ti tus dos fieles compañeras de caza?
No las podría haber descrito mejor, son mis fieles compañeras. Ellas viven en casa, con nosotros y duermen en sus camas, en mi habitación. Las cuido y las protejo como si fueran mis hijas. Quizá esto no lo comparta o no lo entienda mucha gente pero yo lo siento así. Ellas me dan todo sin esperar nada a cambio. Nos entendemos con la mirada y compartimos mucho más que salidas al campo. He vivido momentos maravillosos con ellas, otros muy duros también y he encontrado en su cariño siempre, una inmensa comprensión. Partiendo desde la certeza de que no concibo la caza sin ellas, mi hogar es más alegre cuando con ellas.


Otra faceta tuya es la fotografía ¿Qué encuentras en la fotografía?
La fotografía, al igual que la caza, también llegó a mí gracias a mi marido. Se ha convertido en una prolongación de mis manos, en un complemento indispensable en mí día a día. Cuando miro a mí alrededor, veo fotografías por todas partes y es algo que me fascina. Me llena el espíritu poder plasmar lo que veo a través de mis ojos. La vida es sin duda, la mejor inspiración.




Para finalizar ¿Algo más que nos quieras contar?
Me gustaría daros las gracias por hacerme esta estupenda entrevista, ha sido un placer. Un abrazo enorme.

Por: Laura Canovas.
       @camino_contigo


                                                    “El Mani” y Raul Blázquez

1 comentario: